Stefano Savona (Palermo, 1969), fotógrafo y documentalista, estudió arqueología y antropología en Roma y participó en diversas excavaciones en Sudán, Egipto, Turquía e Israel. Desde 1999 ha realizado videoinstalaciones, entre las que destacan la que produjo para la exposicion colectiva La città infinita (2003) en la Trienal de Milan, y D-Day (2005) en el Centro Pompidou de París. Ha dirigido documentales dedicados a temas artístico-históricos, pero sobre todo a las cuestiones de la inmigración y las minorías, entre los que figuran Roshbash Badolato (1999), Alfabe (2001), Un confine di specchi (2002, Premio Especial del Jurado del Festival de Turín), Primavera in Kurdistan (2006, Genziana d’Oro en el Festival de Cine de Trento, entre otros premios), Il volo della rondine (2007) e Il tuffo della rondine (2008).